Toxocariasis

Zoonosis producidas por Toxocara canis y T. cati, parásitos que viven en el intestino delgado del perro o del gato cuyos huevos son eliminados en la materia fecal, son muy resistentes a los factores ambientales y pueden mantenerse vivos durante años. En condiciones ambientales favorables los huevos forman en su interior una larva infectante que puede migrar (larva migrans visceral) en el organismo parasitado. Al ser ingeridas estas larvas, (por personas, roedores, cerdos u ovinos) pueden localizarse en diversos órganos (ojos, pulmones, hígado, cerebro, corazón) y la sintomatología que producen depende del órgano afectado.